Queridos Reyes Magos,

Este año he sido muy buena. Cómo cualquier estudiante universitario en esta época de inminente cambio he tenido que realizar mucho más trabajo de lo normal, ya que cada uno entiende la convergencia Europea como le viene en gana…  Además como buena estudiante del cambiante mundo de la informática he asistido a numerosos cursos, charlas y conferencias para actualizar y ampliar mis conocimientos.

Así que, como premio a este año de tanto trabajo, quiero pediros que solucionéis algo que me tiene bastante preocupada y a la que también he dedicado bastante tiempo, ya que es necesario concienciar a los estudiantes y a la sociedad en general del gran problema que sufren hoy en día los titulados de  la ingeniería e ingenierías técnicas en informática, que es la carencia de leyes que regulen nuestra profesión y de reconocimiento que avale nuestra titulación.

Posiblemente, al igual que la mayoría de la sociedad española, no sabríais nada de éste tema así que os contaré que actualmente un proyecto informático no tiene porqué ser dirigido y supervisado por un ingeniero informático y que no hay ningún tipo de legislación que vele por los derechos y deberes de estos profesionales y de los importantísimos datos con los que operan, cuando lo normal (siguiendo el modelo de cualquier otro proyecto ingenieril) sería que dicho proyecto fuese proyectado, firmado y dirigido por los ingenieros informáticos, y su ejecución y desarrollo por las correspondientes personas capacitadas (ingenieros, ingenieros técnicos y técnicos -FP/CFGS- en informática según
corresponda).

Pero no sólo tenemos esa problemática, sino que no existe un colegio profesional a nivel nacional, y a pesar de vivir en una sociedad que se autodenomina como “sociedad de la información” la informática no es una asignatura obligatoria en los colegios ni institutos lo cual es realmente aberrante si queremos formar ciudadanos aptos para el mercado laboral y para que impulsen nuestra sociedad que, por desgracia, a pesar de sus pretensiones de ser una potencia tecnológica está bastante lejos de parecerse siquiera…

Sé que lo que os pido es difícil, pero pensad que no es sólo mi deseo sino el de casi 100.000  estudiantes de ingeniería e ingeniería técnica en nuestro país, las miles de personas que reciben formación profesional de informática y como no… la necesidad de la sociedad en general.

Muchas gracias por leer mi carta y espero contar con vuestra ayuda.
Saludos y buen viaje.

Fdo: Un estudiante de informática.