Tras la confirmación por parte de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas de las noticias que hacían referencia a una posible desaparición del programa de becas SÉNECA, que apoya económicamente al programa de movilidad SICUE, se pone de manifiesto por enésima vez en el último año la peligrosa deriva de las políticas que desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se han ejecutado en el ámbito universitario.

El programa de becas SÉNECA ha dado históricamente soporte a un programa de movilidad que ha permitido a miles de estudiantes desarrollar sus estudios en otras universidades del Estado durante muchos años, ofreciéndoles así la posibilidad de relacionarse en otros lugares de nuestro territorio con un propósito claramente definido: contribuir a un enriquecimiento formativo, cultural y social del estudiante tratando de incorporar valores añadidos en su desarrollo extracurricular.

Además, el programa de movilidad SICUE tiene un componente extra del que se benefician los estudiantes de Ingenierías en Informática, que pueden optar por cursar bloques de asignaturas diferentes a los que se ofertan en su universidad de origen, en búsqueda de una especialización a medida. En definitiva, el conjunto que conforman actualmente el programa SICUE y las becas SÉNECA fomentan una necesaria movilidad de estudiantes entre centros universitarios del Estado que enriquece la formación de dichos estudiantes y la diversidad en las universidades, siendo este, el de la movilidad, uno de los ejes más defendidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que dirige D. José Ignacio Wert.

La desaparición del programa de becas SÉNECA supone un ataque directo a las clases sociales más desfavorecidas de nuestro país, una medida más dentro del paquete que está implementando nuestro Gobierno, en materia de educación, con el objetivo de aumentar la diferenciación y marginación entre aquellos estudiantes que disponen de recursos económicos y los que no.

Este continuo ataque a la Universidad y a sus estudiantes denigra cada día más la situación del conjunto de estudiantes universitarios en nuestro país, en lo que parece un ejercicio de desmontaje sin fecha límite para nuestra Educación Superior.

Desde RITSI manifestamos nuestro profundo rechazo ante esta medida discriminatoria para los estudiantes universitarios y exigimos que se garantice el programa de becas SÉNECA para el curso académico 2013/14.

Se adjunta el posicionamiento | PDF